¿Por qué no eligió Disney a la mujer samurai como princesa en Mulán?

Disney se inspiró en la antigua leyenda china de Mulan, presentada en una danza en el Spectacular del Año Nuevo Chino de NTDTV describe la historia de una heroína que vivió hace más de mil años en China.

Hua Mulan nació durante la Dinastía Norteña Wei (386-534 a.C.). La fecha y lugar precisos de su nacimiento se desconocen. Algunos anales de la provincia de Hennan de la corte de Shangqiu indican que Mulan era oriunda de la ciudad de Qiuhuasong.

Para proteger a su padre de un brutal reclutamiento militar, se unió a la armada en su lugar, disfrazada de soldado. Después de volver victoriosa tras años de guerra, se despojó de sus trajes de soldado y dedicó su vida a servir a sus padres en su casa. Su historia es recordada en el famoso poema Chino “Balada de Mulan”.

Sin embargo, en la sociedad japonesa existieron otro tipo de mujeres (onna-bugeisha), un tipo de mujer guerrera perteneciente a la japonesa clase alta.  (c. 169-269 dC).  Muchas esposas, viudas, hijas, y los rebeldes respondieron al llamado del deber de participar en la batalla, junto a los hombres comúnmente samurai. Eran miembros de los bushi (samurai) de clase en el Japón feudal y fueron entrenados en el uso de las armas para proteger su hogar, la familia y el honor en tiempos de guerra.

También representa una divergencia con respecto a la tradicional “ama de casa” El papel de la mujer japonesa. A veces se refiere equivocadamente como samurai femenino, aunque esto es una simplificación excesiva. Onna bugeisha eran personas muy importantes en el antiguo Japón. Iconos importantes como la emperatriz Jingu , Tomoe Gozen , Takeko Nakano yHōjō Masako eran bugeisha onna que llegó a tener un impacto significativo en Japón.

Tras posteriores períodos (historia temprana, Kamakura, Edo, …) la mujer japonesa (samurai) se transformó en un útil para el hombre, aliviando al guerrero (sexualmente), además de potenciar aspectos como la auto-renuncia y cuidado que en todas las culturas es compartido.

Sin embargo, Disney no las utilizó para re-crear su modelo de princesa. ¿Por qué? ¿Cuál era el carácter que Disney necesitaba imprimir a esta princesa guerrera? ¿Qué características había que resaltar de la femineidad japonesa? ¿Interesaba resaltar a la mujer guerrera samurai o simplemente se elegirían los rasgos necesarios para travestizarla?

Carácter de Mulán: Su travestización

Como dice Simone de Beauvoir, difícilmente vamos a encontrar a una mujer que se reivindique como sujeto y que para ello aparezca en escena como mujer; en el caso de Mulán, encontramos a una mujer que ha de tomar apariencia masculina para afirmar su rebeldía, este déficit según Beauvoir  es debido a que la mujer carece de medios concretos para poder reivindicarse, ya que vive un vínculo necesario que ata al hombre sin plantearse una reciprocidad (Beauvoir, 1999: 55). Es por ello, que las escenas clásicas de los personajes de las princesas, nos muestren a unas mujeres que se complacen en su alteridad.

Mulán aparece como una princesa revolucionaria, que acepta la posible sanción a la que se enfrenta al actuar contra los principios familiares y sociales, lucha por el honor de su familia, pero no del modo reservado para las mujeres, sino como hombre y, adopta la apariencia de éste (se disfraza e interpreta el papel masculino para ubicarse en el modelo que culturalmente está asociado a esta variable). Esta dualidad sexual, la pone de manifiesto Agacinski cuando se refiere al hombre dividido, en estos términos: “Podemos decir que la cultura, con sus vestimentas y sus prótesis, es el arte de cultivar las diferencias naturales” (Agacinski, 1998: 18)

“Callada y recatada, elegante, refinada, educada, desenvuelta, puntual…” Estos atributos son los que va enumerando Mulan, mientras los memoriza para adquirir la condición de perfecta esposa, que tanto su familia, como la sociedad, esperan de ella; el hecho de tener que aprenderlos, demuestra un que, en palabras de Simone de Beauvoir “No se nace mujer (sensible, abnegada, modesta, sumisa, afectuosa, etc… son modos de conducta adquiridos. Se trata de una negación de su propia transcendencia, haciéndola aprender conductas donde su libertad constitutiva se ve continuamente coaccionada”  (Beauvoir, 1999: 28).

http://en.wikipedia.org/wiki/Onna-bugeisha

Anuncios

Acerca de Carmen Cantillo

https://sites.google.com/view/desenredada
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s